Masiero

La marca Masiero PER AMOR DI STILE nació con la experiencia de EMME PI LIGHT, una compañía que ha estado ganando reconocimiento internacional desde 1982. Masiero diseña y crea lámparas directamente en su fábrica, empezando con los trabajos del vidrio y el cristal.

Masiero Fixtures
 
 

Por favor, llámenos para preguntar por cualquier producto no publicado en nuestro sitio. +1 (877) 757 7936 (sin cargo)

 
 

Categorías principales

Lámparas de araña Masiero

  • Navegue por nuestra colección de lámparas de araña de Masiero
Mostrar todo...

Lámparas colgantes Masiero

  • Navegue por nuestra colección de lámparas colgantes de Masiero
Mostrar todo...

Lámparas de techo Masiero

  • Navegue por nuestra colección de lámparas de techo de Masiero
Mostrar todo...

Lámparas de mesa Masiero

  • Navegue por nuestra colección de lámparas de mesa de Masiero
Mostrar todo...

Lámparas de pie Masiero

  • Navegue por nuestra colección de lámparas de pie de Masiero
Mostrar todo...

Apliques de pared Masiero

  • Navegue por nuestra colección de apliques de pared de Masiero
Mostrar todo...
 
 
 

Todos - Masiero

 

Masiero diseña y crea lámparas directamente en su fábrica, empezando por los trabajos del vidrio y el cristal. Estas lámparas representan una combinación intrigante entre tradición y modernidad, el pasado y el futuro, capaz de coexistir perfectamente. De clásico a moderno, las tres líneas de producción de la compañía, llamadas Emme Pi Light, Masiero and Ottocento, a través de los años han evolucionado usando nuevos materiales como madera en rollo, metacrilato, o cerámicas de Bassano. Estos materiales han permitido introducir códigos estéticos innovadores, con formas más evolucionadas y modernas, teniendo al mismo tiempo una simplicidad del lenguaje capaz de mantener un fuerte vínculo con la raíz e identidad de la compañía. Qué hay del tiempo: ¿es cíclico, un regresar eterno? ¿O es linear, una flecha impulsada desde la oscuridad del pasado a los brillantes abismos del futuro? ¿Hay realmente una urgencia para definir? La respuesta es no. NO, en mayúsculas. Compuesta de una copiosa cantidad de pixeles en un flujo interminable, la estética contemporánea descansa en presencias, cruces, conjunciones desafiantes simultáneas, se solapan creando escenarios emocionantes donde el pasado y el presente son uno. Lo clásico, el polo opuesto a lo moderno, ya no existe, simplemente porque lo moderno, cuando realmente es moderno, atrapa y sublima el zeitgeist en una señal eterna que es íntimamente clásica; lo clásico, por el otro lado, cuando es eterno, es resolutamente moderno. La conciliación de los opuestos es valiosa. Un proyecto exitoso rompe el ciclo en una síntesis suspendida por sobre y fuera del tiempo. Masiero ofrece pruebas. No es fácil mirar hacia el futuro pero de alguna forma la línea Masiero está a la vanguardia de nuevos diseños que tienen sus raíces en el pasado pero miran hacia el futuro. Es una investigación a las nuevas que entreteje, solapa y excede el más clásico de los estilo sin siquiera negar la continuidad y sus raíces. Lámparas minimalistas, con todo lo que dicho término significa desde el inicio de los 60. Minimalista significa formas sobrias que en su simplicidad muestran todo en sí mismas, pero minimalista también es todo lo que el artículo comunica y todo lo que queremos ver en él. El minimalismo parece la negación del arte y al parecer todos nosotros con un poco de imaginación, podríamos igualar si no fuera por el hecho de que los “códigos” minimalistas son extremadamente complejos y peculiares – con respecto al lenguaje puramente figurativo por ejemplo – que solo horas de sudor y lágrimas pueden crear. Los “códigos” no están comprendidos de forma simple, sino a través de intuición mental y códigos conceptuales: “cosas que ustedes humanos jamás podrán entender”. Cosas que cualquiera que ha penetrado en los secretos del futuro no podrá comunicarnos, porque el futuro no nos pertenece. Pero la línea Masiero nos hace llegar el mensaje porque ata y suelda el futuro al pasado, y el pasado está dentro de nosotros. Las lámparas laser en el baño marrón del Dr. Freud en Viena al principio del siglo 20. Lo es todo. Pasado, futuro y la indagación en la mente para traer luz a lo que sea que esté dentro de nosotros pero que nosotros mismos jamás hemos visto.

top Recomienda esta pagina